Cómo besar bien a tu pareja

0 Comment

Es increíble la cantidad de cosas que debemos aprender en la vida de manera autodidacta. Besar correctamente es una de ellas y, además, muy importante. Porque, no nos engañemos, nos encanta hablar de besos y valorar a sus protagonistas. Desde bien pequeños vemos en las películas esos largos besos que derrochan amor y pasión y necesitamos sentir lo mismo. Besar es todo un arte que obligatoriamente tenemos que aprender para demostrar a nuestra pareja lo estupendos que somos. Desde nuestra más tierna infancia, esto del beso es algo que nos llama poderosamente la atención hasta el punto de practicar besos uniendo nuestros dedos pulgar e índice de modo que formen un labio (un poco rarito sí). Pero el arte de besar va mucho más allá. Un beso puede demostrar todo lo que sentimos por nuestra pareja y, sólo por ese motivo, hay que emplearse bien a fondo en ello.

Existen infinidad de besos míticos que seguro que todos recordamos. ¿Qué me decís del maravilloso beso que se dan Keanu Reeves y nuestra Aitana Sánchez Gijón en “Un paseo por las nubes”? Sin duda es uno de los grandes besos del cine. O el beso que protagonizan una enfermera y un marinero en la famosísima foto tomada en 1945 en pleno centro de Nueva York. Son momento únicos que nuestras retinan jamás podrán olvidar. Y esto es así por la cantidad de sentimientos que llegan a despertar en nosotros. Son besos que generan buen rollo. Pues la idea es conseguir sentir lo mismo en primera persona. La idea es llegar a ser grandes maestros besadores. Esto nos dará un caché indestructible hacia nuestra pareja.

Claves del beso perfecto

  1. Fuera la rigidez: tenemos que mantener una relajación bastante considerable, no podemos parecer un palo que se dispone a dar un beso apasionado. Tampoco es cuestión de adquirir una posición demasiado blandengue. Simplemente es encontrar el confort y no parecer exageradamente nerviosos.
  2. Miradas que lo dicen todo: antes de un buen beso es imprescindible una mirada ardiente que nos asegure lo que va a venir a continuación. Esto es una antesala del beso que, si sabemos controlar, ya habrá derretido por completo a nuestra pareja. Aquí empieza el verdadero arte. Debes mirar intensamente, sin aspavientos ni tonterías, trasmite lo que sientes a través de tus ojos. Esto nos otorgará un aporte de confianza.
  3. Prepara tus labios: con unos labios secos el beso no sabe igual. Deben estar ligeramente humedecidos (no mojados). Así nuestra pareja sentirá unos labios más jugositos y querrá quedarse más tiempo disfrutando de ellos. No te pongas a rechupetearte los labios ahí delante, en plan descaro absoluto, porque eso hará que fracases estrepitosamente.
  4. Inclinación de cabeza: ya hemos dicho que no vale quedarse tieso como un palo. Así que para besar muy bien debes tener una cierta técnica y, está claro, que si no inclináis un poquito las cabezas en sentido contrario habrá un problema serio de choque de narices. Hay que hacer una inclinación natural, ligera y espontánea.
  5. Prohibido involucrar a los dientes: un mordisquito de vez en cuando no está mal, pero no eres el conde Drácula, así que ten cuidado con los dientes. Notarlos durante un beso apasionado y romántico puede incomodar, y mucho, a tu pareja.
  6. Ve despacito: un beso debe empezar sereno, lentamente y adquirir pasión y velocidad poco a poco. Tu pareja te mostrará señales para que aceleres si lo desea. Pero no te lances a hacer un sprint sin haber saboreado primero. Es muy importante que os toméis vuestro tiempo en el beso.
  7. Acaricia: ya sabemos que tienes los labios ocupados, pero ¿qué pasa con las manos? Algo tendrás que hacer con ellas ¿no? Pues acaricia, abraza, cógele la cara, lo que quieras. Esto último es estupendo porque lo hacen en casi todas las pelis y da sensación de pasión y lujuria.
  8. Aprende a utilizar tu lengua: no te líes y usa la lengua de manera sutil, sin enredos innecesarios.
  9. Los ojos siempre cerrados: lo peor que puede pasar si te están dando un beso es descubrir que tu pareja mantiene los ojos abiertos. ¡Qué poco glamour! Esto está prohibido absolutamente. Los ojos cerraditos siempre, por favor.

Besar es todo un placer que deberíamos hacer más a menudo. Quemamos calorías a punta pala mientras besamos de verdad. Además nos aporta felicidad y nos sentimos amados. Una pareja bien avenida debe demostrarse sus sentimientos con grandes besos de película que manifiesten pasión a raudales.

0 Comments

Leave a Comment