Pedos vaginales: Que no te corten el rollo!

0 Comment

Hoy os vamos a hablar de un tema un tanto extraño y que salio a raiz de una conversación con unas amigas: los pedos vaginales o trompetillas vaginales.
Cuando varias mujeres se reúnen, a veces, es inevitable hablar de hombres y de sexo. En esta ocasión, mi amiga Charo confesó (poniéndose muy colorada) que había sufrido de los inoportunos “pedos vaginales” con su nuevo novio (expulsión de gas por la vagina durante el acto sexual) y que nada tienen que ver con las flatulencias intestinales y que, en la gran mayoría de las veces emiten olor desagradable.

Charo, confesaba, que tiene miedo de volver hacer el amor por si le vuelve a pasar. Intenté explicarle a qué se puede deber esa expulsión de aire.
La gran mayoría de las mujeres no reconocen, quizás por vergüenza, que alguna vez les haya pasado.
“¡Qué vergüenza, por Dios!, ¡Me quedé de piedra y pensé “tierra trágame”! ¿Cómo le explico en ese momento que es algo normal?, ¡menos mal que no huelen!, son algunas de las expresiones que se te vienen a la mente.

Suele ser un tema un poco tabú e incomodo, sobre todo por el ruido que hace mientras practicas sexo con otra persona. ¿Por qué ocurre esto?
Puede deberse, entre otros casos, a la posición elegida a la hora de practicar sexo. También otra posibilidad es la fuerza con la que el pene entre y salga de la vagina, pues también suele entrar aire y, como es lógico, “todo lo que entra sale de alguna forma”.

Si te ocurre alguna vez lo mejor que puedes hacer es ignorarlos o tomarlos con la mayor naturalidad para que no enfríe esa pasión del momento. Ni la mujer tiene culpa alguna ni hay que culpar al hombre pensando que se debe a una fuerte penetración o inexperiencia.

Pero es que hay más y, por si no lo sabéis, los pedos vaginales no sólo pueden ocurrir con la penetración del pene, pues también puede ocurrir con la introducción de varios dedos o algún juguete erótico. También puede ocurrir al realizar algún tipo de deporte ya que se acumula aire en la vagina y tiene que salir por el mismo sitio que entró.

¿Cómo podemos evitarlos? Si este problemilla se produce con las posturas sexuales: evitar retirar demasiado el pene durante el coito, sobre todo con la postura llamada “perrito”.
También podemos las mujeres tonificar más las paredes de la vagina realizando los ejercicios Kegel o usando las “bolas chinas”.

0 Comments

Leave a Comment